¿Quién dijo que aprender matemáticas es aburrido?

    En el mes de abril, los alumnos de 6º EGB, bajo la coordinación del profesor Marlon Montenegro, tuvieron la Casa Abierta de Matemática. Los alumnos lo esperaban con nerviosismo y entusiasmo al mismo tiempo porque venían sus padres a este Acto Académico y querían hacerlo muy bien.

    Uno de los objetivos al organizar La Casa Abierta era promover la creación de material didáctico por y para los alumnos de forma que les permita ver los problemas matemáticos en todo su proceso: desde el planteamiento hasta la solución.

    Otro de los objetivos era ayudar a los alumnos a saber verbalizar esos procesos matemáticos que demuestra que los alumnos dominan el lenguaje específico de la matemática.

    La dinámica de esta actividad era partir de los conocimientos previos que tenían los alumnos para poder solucionar parte del problema que tenían que resolver y buscar el interés personal por aprender nuevos procesos que les lleven a la resolución final del problema planteado. Y qué mejor manera de aprender que a través del juego y de la preparación de los materiales por parte del alumno y del profesor que ayudan a los alumnos que usan un sistema de aprendizaje visual, kinestésico o manipulativo.