Trampas: "Pero si todos lo hacen"

Trampas: "Pero si todos lo hacen"

POR MARÍA ANTONIA VALLE


Las trampas académicas son una epidemia en las preparatorias y universidades del país. Consideremos algunos ejemplos recientes: más de 200 bachilleres de tercer semestre de un centro de estudios mexicano, estuvieron involucrados en la distribución de un examen robado y, en consecuencia, algunos cómplices fueron castigados; nueve alumnos de la Benemérita Escuela Normal de Maestros fueron atrapados con las respuestas de una prueba escritas en las bancas; se reprobó, por copiar durante una evaluación de álgebra, a unos 35 alumnos de un centro de estudios en Azcapotzalco; cuatro estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fueron sancionadas por presentar el mismo trabajo. Y estos son tan solo algunos casos.

Más allá de las anécdotas, los expertos coinciden en que hacer trampa es algo común en el medio escolar mexicano. Y aunque el fraude escolar no es nada nuevo en México, es alarmante que esta situación cada día sea más aceptada.
Dos fuerzas erosionan la ética escolar: los avances tecnológicos —principalmente Internet y los accesorios digitales portátiles— y el comportamiento social incorrecto y generalizado: políticos que roban, académicos que presentan el mismo artículo en diferentes instancias, instituciones que otorgan becas sin siquiera considerar los criterios de asignación, maestros que venden calificaciones, empresas que sobornan a las autoridades, gente que negocia títulos profesionales apócrifos y muchos ejemplos más. Con esto, el mensaje que se transmite es: nada esta fuera del límite cuando el éxito está en juego.

¿Por qué está sucediendo? La respuesta podría ser una nueva escala de valores, los principios están cambiando. Ahora se trata de tener éxito a como dé lugar. Entonces, debemos considerar que de seguir tolerando la deshonestidad académica, tendremos una futura generación de "piratas" acostumbrados al engaño como algo normal. Además, no sancionar las trampas en la sociedad es otro factor peligroso. Para el autor Huerta "se tiene que empezar por acabar con la impunidad. Pensemos en el comportamiento delictivo de algunos políticos, hay gente tramposa y no se le enjuicia". Por su parte, Carlos Peniche señala algunas situaciones que ya aceptamos, como la reventa de boletos que, muchas veces, es introducida a los eventos deportivos por los mismos organizadores. Y lo peor es que casos así ya ni siquiera provocan indignación.

Lo más grave es que se están perdiendo las voces de los padres, quienes no dudan en echar todo por la borda con tal de ayudar en la tarea a sus hijos, pero sus acciones contradicen las declaraciones enfáticas que hacen sobre la importancia de seguir las reglas. "Algunos padres se enojan porque se dan malas notas a sus hijos por hacer trampa; otros, simplemente no le dan importancia", explica Lucila Ángeles. Incluso, algunos progenitores van mas allá y aconsejan a los jóvenes solo que procuren no ser sorprendidos por sus profesores en el momento de cometer un fraude, 'Antes los papás no solapaban a los hijos", acusa.

Por desgracia, muchos padres no demuestran integridad, "¿Cómo enseñas a otros lo que no sabes?", reflexiona Carlos Palmeros, maestro del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Un esfuerzo honesto

No TODO ES TERRIBLE. Varias escuelas ya prohíben entrar a las aulas con teléfonos celulares, cámaras y otros aparatos. Además, los códigos de honor en los colegios se están revigorizando y algunos profesores usan la tecnología para modificar los esquemas a los tramposos,

Un digno ejemplo es la página mexicana www.adiosalastrampas.gob.mx, en contra de los fraudes, en donde por quinto año se promueve un concurso de dibujo a nivel primaria. Pero, quizá lo más alentador es la forma en que otros jóvenes están asumiendo una postura en contra de la deshonestidad. Es el caso de Andrea Méndez, una estudiante preocupada por mantener la ética y que en lugar de dar la tarea a otros "para que la copien", prefiere ayudarlos.


Así, para promover un proceder ético, estudiantes de todas las carreras y niveles del ITESM han creado redes informales de ayuda que fomentan la competencia sana: Las redes de ayuda son muy importantes pues "cuando llegas al ambiente laboral, estás acostumbrado a trabajar con ese tipo de conexiones humanas". Este es un mensaje que debería escucharse en todas las aulas a lo largo del país.

Fuente: Revista Selecciones de Readers Digest, Edición Español. Noviembre 2006.

Calendario

  • 22 Sep
    Primera reunión de padres de familia 1° y 2° Bachillerato - 18h00 22 Sep 2014 07:30 AM to 04:00 PM

    18h00: Curso IMF-Pre adolescencia- 7° y 8º EGB- 1° sesión - Grupo 1

  • 23 Sep
    Clases 23 Sep 2014 07:30 AM to 04:00 PM

    18h00: Curso IMF - Adolescencia - 9° y 10º EGB - 1° sesión - Grupo 1

  • 24 Sep
    Clases 24 Sep 2014 07:30 AM to 04:00 PM

    18h00: Curso IMF - Pre adolescencia - 7° y 8º EGB - 1° sesión - Grupo 2

  • 22 Sep - 24 Sep
  • 25 Sep - 26 Sep