Hernán Sanchez, 30 años de servicio en el Intisana


En la sesión del 24 de Octubre el profesor Hernán Sanchez quién cumplió 30 años de servicio en el Colegio dió un discurso a nombre de todos los homenajeados.

  

 

 

 


Discurso del Profesor Hernán Sánchez:

 

Quito, 24 de Octubre de 2007

 

Señores:
Miembros de la Mesa Directiva
Estimados compañeros y amigos

Señoras y señores:

Tengo el altísimo honor de representar a quienes han sido homenajeados hoy, cuando el Colegio Intisana cumple 41 años de responsable y fecunda labor educativa y social en beneficio de muchos niños y jóvenes. Es un día de plena felicidad ya que el trabajo realizado nos deja estas satisfacciones y reconocimientos, como impulsos nuevos para seguir adelante, cambiando lo que se tenga que cambiar y construyendo un mundo de grandes satisfacciones al saber que un alma tuvo nuestro aporte.

 

Por eso la vida empieza a tener sentido, cuando ayudas a otro, a ponerse de pie y a andar. Cuando respiras hinchando tus pulmones de aire y notas que no estás solo a pesar de estar en el desierto.
Cuando miras alrededor y ves a tus alumnos nuevos y antiguos con la verdadera ilusión en la vida. Cuando tras de ti has dejado alegrías, cuando has dejado amigos y hermanos, cuando has dejado un grato recuerdo en todo aquel que te ha conocido; es cuando la vida tiene sentido, si la planta que crece tiene raíces de amor, los frutos serán dulces y serán tu alimento en el andar de cada día.

 

Estos años de convivencia en nuestro colegio Intisana,  han sido como esa mano de apoyo sobre el hombro que siempre estuvo  contigo, ya que si alguna vez te  sentías débil esa mano te acogía y te daba fortaleza para andar más de prisa y seguro, como una verdadera familia.

 

Creo que todos los homenajeados hoy,  evocamos muchos momentos hermosos en nuestra tarea diaria, pero también algunos momentos de tropiezos , mas, quiero recordar que siempre al andar por el bosque habrán ramas bajas que te pueden golpear, no es necesario que las cortes, simplemente agáchate un poco para volver a levantarte, inmediatamente la rama quedará frustrada en su intento de dañarte, pero tú habrás aprendido.


¡Qué grata y gratificante la tarea de educar, de servir, de dejar este mundo un poco mejor, ya sea por un niño que aprendió, ya sea por un sitio que quedó bien o ya sea por una familia que superó alguna dificultad con nuestra pequeña intervención!. Saber que una vida mejoró porque cada uno de nosotros existió. Esto es haber tenido éxito en nuestra profesión. Deseo agradecer en esta ocasión a Diario El Comercio por su reconocimiento a la labor de los maestros de mi Patria.


Gracias a cada uno de ustedes por haber contribuido con nuestro éxito. A nuestros padres por la vida y la formación, a nuestras esposas o esposos por su dedicación, a nuestros hijos e hijas por querernos con inmenso amor,  a nuestros guías espirituales por su interés en lo trascendente de nuestras vidas, a nuestros amigos por su comprensión, a las autoridades por creer en nosotros, a las personas que a diario nos atienden, por esos detalles de cariño, a los Padres de Familia por dejarnos ser copartícipes de la educación de sus hijos, a nuestros alumnos por ser la razón de nuestra labor, y sobre todo a Dios que cuenta con nosotros para seguir en la inmensa tarea de llevar almas al cielo.

Señoras y señores.

 


© 2019 Colegio Intisana