Viaje a Europa UNA CONVIVENCIA INOLVIDABLE


Del 17 de septiembre al 8 de octubre se realizó una nueva edición del viaje que realizan los alumnos de Segundo de Bachillerato: la Gira Cultural a Europa. Cincuenta y cuatro chicos tuvieron la oportunidad de conocer Roma, El Vaticano, Florencia y Venecia en Italia; Niza en Francia; Barcelona, El Pilar de Zaragoza, Madrid y La Universidad de Navarra en Pamplona en España; Lourdes y París en Francia; Basel y Zurich en Suiza y Munich en Alemania. Estos fueron algunos de los destinos que nuestros compañeros y profesores conocieron durante 22 días. Las experiencias adquiridas en este viaje son únicas y sobre todo es incomparable la oportunidad de conocer de primera mano los testimonios históricos que han producido los diferentes pueblos y civilizaciones del viejo continente.
 
Este año el viaje tenía una connotación distinta, pues se planificó para que nuestros chicos puedan asistir a la beatificación de Don Álvaro del Portillo. El sábado 27 de octubre, en Valdebebas –Madrid-, más de doscientas mil personas se dieron cita para la beatificación de don Álvaro. Un sol resplandeciente les acompañó desde el primer momento. El Papa Francisco envió al Cardenal Amato para presidir esta ceremonia. El autobús les acercó hasta el lugar del acto. La espera fue amenizada con unos vídeos de palabras de don Álvaro y testimonios de otras personas que le conocieron.
 
En la ceremonia estuvo presente el niño al que recibió el milagro de don Álvaro. Para muchos era la primera vez que asistían a este tipo de ceremonias, largas en general, pero que esta vez se les hizo corta.
 
Javier Madrigal, Director de Docencia y profesor que acompañó a esta delegación nos comenta que este tipo de viajes, desde un punto de vista de la formación, convierte a los hijos –a los alumnos del colegio- en embajadores de sus casas, de su colegio y de su país. En estos días se puede uno dar cuenta de la talla humana, intelectual y moral que tienen nuestros alumnos. Algunos aprenden a no quejarse ante las dificultades y contrariedades normales que surgen diariamente en este tipo de viajes. De igual manera, aprendemos a convivir con compañeros y profesores en un ámbito distinto al habitual, el ámbito profesional. También aprendemos a valorar más y mejor y a apreciar lo que tenemos aquí y, lo que es más importante, a nuestros padres, hermanos y amigos.
 
A continuación la memoria fotográfica del viaje.

 


© 2019 Colegio Intisana