Eficacía de la educación diferenciada


VAMOS QUEDANDO POCOS, PERO LAS MODAS PASAN

Por Fernando Chapresto M.

educacion-diferenciada

Desde hace unos años en nuestra ciudad dejó de estar de moda la enseñanza diferenciada, dando paso a los colegios mixtos. Muchos papás suelen decir: "al Intisana lo único que le falta es ser mixto". Una vez, intentando convencer a un íntimo amigo para que trajese su hijo al Colegio, me decía: "eso no lo haré nunca". El argumento era que él había estudiado en un colegio sólo de hombres, y había estado traumado con las chicas. Me reí a gusto, pues conociéndole, la verdad es que no le creía. "Además", le respondí, "resolviste bien el trauma, pues mujer tan chévere como la que tienes es difícil de encontrar y haces con ella una familia ejemplar". No supo que responderme.

Otra constante típica, es que al llegar los trece años, siempre suena la misma cantinela: "papá, por favor, necesito colegio mixto". Por este tipo de argumentos, cada vez somos menos en Quito los colegios que tenemos enseñanza diferenciada.

Ciertamente el hombre está hecho para la mujer. El mismo Papa Juan Pablo II nos lo recuerda cuando dice: "Dios los ha creado hombre y mujer para una comunión de personas, en la que cada uno puede ser ayuda para el otro; porque son iguales y complementarios en cuanto masculino y femenino". Pero una cosa es esta realidad, que nadie en sus cabales niega, y otra que la enseñanza en las edades críticas tenga que ser mixta. Con la enseñanza diferenciada no se hace otra cosa que seguir las leyes de la naturaleza: la mujer madura mucho antes que el hombre. Durante siglos se ha experimentado positivamente en este sentido y -a juzgar de la historia- con buenos resultados. Al aparecer las nuevas tendencias pedagógicas -se ha progresado mucho últimamente en este campo-, se puso de moda experimentar la coeducación. Sin esperar resultados, que se obtienen al cabo de mucho tiempo, la moda de los colegios mixtos se corrió por todo el mundo.

Los ingleses, pioneros en éstas experiencias y muy aficionados a las estadísticas, han publicado en los últimos años resultados sobre los mejores colegios del Reino Unido. Para ello han analizado a años vista el desempeño universitario y la evolución profesional de los chicos egresados en los diferentes colegios. En los últimos años se han encontrado con la sorpresa de que entre los cincuenta mejores colegios privados, sólo aparecen cuatro colegios mixtos, y están entre las últimas posiciones de la tabla (cfr. Financial Times 3 de octubre de 1998). En el caso de los colegios públicos, los seis mejores también son de enseñanza diferenciada.

En los Estados Unidos también está revertiendo la moda. Recientemente un amigo fue trasladado por su empresa a trabajar en una ciudad de ese país. Antes de trasladar a su familia, pidió al director de recursos humanos de su empresa que le ayudase a buscar un buen colegio para sus hijos, a ser posible mixto. Le contestaron, que si de verdad quería un buen colegio, tenía que ser de enseñanza diferenciada.

En el Intisana, que es un Colegio experimental, procuramos estar al día de todas las innovaciones positivas que se presentan en el mundo en el campo pedagógico. Estamos en permanente contacto con universidades y colegios de los principales países de Europa América y Australia, pero en una cuestión tan importante, vamos por lo seguro. Los buenos resultados que estamos obteniendo hasta el momento (el Bachillerato Internacional con sede en Ginebra –Suiza- es una prueba palpable de ello), nos anima a seguir por este camino. Además, por lo que constatamos día a día en la tutoría, nuestros alumnos se desenvuelven como auténticos caballeros, y sin traumas, con las chicas; si no lo creen, pregunten a sus enamoradas


© 2019 Colegio Intisana