Disciplina clave del éxito académico y personal


    Leer artículo completo >

    disciplina2015

     

    UNA PERSONA disciplinada es aquella que es capaz de exigirse a sí mismo en la inteligencia y en la voluntad por alcanzar unos objetivos. Esa disciplina personal le llevará sin lugar a dudas a ser una persona excelente porque adquirirá todo un conjunto de virtudes que le harán destacar sobre el resto de sus compañeros: orden, perseverancia, reciedumbre, fortaleza…

    Las personas que no se exigen – las indisciplinadas- se vuelven personas mediocres, rencorosas, criticonas, susceptibles…

    A la hora de educar como padres o profesores, tenemos tres caminos: dos conducen al fracaso o a la mediocridad y uno a la excelencia. Esos métodos son:

    1. Método autoritario: supone un control férreo del niño a través de una afirmación del poder de adultos poco afectuosos. Los resultados son niños con poca comunicación, falta de formación de la conciencia, no toman decisiones, niños sobreprotegidos, mienten a los adultos para que no se use lo que cuentan en un mayor control.

    2. Método permisivo: su regla es “todo vale”, “no hay límites”, “pero si es tan pequeñín”. Son adultos que no se exigen y no exigen. Genera niños tiranos sobre los adultos. Son niños poco aceptados entre sus compañeros que les ponen los límites que sus padres o profesores no les saben poner. Se desconfía de sus capacidades y de su responsabilidad. Se le conceden derechos pero no se le recuerdan sus deberes. Provoca a la larga baja autoestima, aislamiento, frustración…

    3. Método democrático: ejercido por adultos exigentes pero con flexibilidad. Razonan sus decisiones, forman la conciencia enseñando el porqué de sus decisiones, son afectuosos… Suele dar como resultado niños obedientes, alegres, responsables, con criterio, maduros, con alta autoestima, sociables, independientes, autónomos, autoexigentes…

    Ya lo decía Aristóteles (384 a. C. – 322 a. C.) “nuestra parte racional ha de encontrar un equilibrio que consista en algo así como un punto medio entre el exceso y el defecto”.

    A los padres y profesores de alma grande sólo cabe decirles: “Le llaman suerte, pero es CONSTANCIA. Le llaman casualidad, pero es DISCIPLINA. Le llaman genética, pero es SACRIFICIO. Ellos hablan, tú ENTRENA.” Cada uno cosechará lo que haya sembrado.

    {edsanimate_animated_bounceInLeft_eds-on-scroll}
    disciplina2015 2
    {/edsanimate}

     VENTAJAS DE LA DISCIPLINA


     Javier Madrigal, Director de Docencia del Colegio INTISANA nos comparte algunas ventajas de la disciplina:


    • La disciplina les da seguridad porque saben qué se espera de ellos y se sienten protegidos de los déspotas y tiranos.
    • La disciplina aporta los límites que todos necesitamos.
    • La disciplina produce satisfacción personal.
    • La disciplina garantiza el orden.
    • La disciplina ayuda a ser más responsable.
    • La disciplina ayuda al alumno a enfrentarse ante las dificultades.

    Leer artículo completo >

     


    © 2019 Colegio Intisana