Los hijos digitales


    hijos-digitales

    [notice class="notice"]El uso adecuado de las nuevas tecnologías puede proporcionar muchos beneficios al desarrollo y aprendizaje de nuestros hijos.[/notice]

    Aprender a utilizar la tecnología es muy parecido a aprender a nadar o montar en bicicleta: entre más joven eres, más fácil lo desarrollas y de esta manera orientarás mejor a tus hijos.

    La revolución tecnológica se ha dado tan acelerada en los últimos quince años que las madres y los padres se encuentran en la situación de tener que educar a sus hijas e hijos en un nuevo ámbito, las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC), para el que, en la mayoría de los casos, no hemos tenido ni la formación ni el tiempo necesarios para adaptarse.

    Para Fabricio Morales, Director Académico del colegio Intisana, nos comenta que las TIC son una realidad de nuestra sociedad, que permiten muchas oportunidades de interrelación y acceso al conocimiento de nuestros chicos, por lo que la educación en el uso de las TIC no puede centrarse en la prohibición y la censura. Más bien al contrario: la educación en esta materia debe estar basada en compartir y supervisar el uso que nuestros hijos e hijas hacen de las TIC.

    Fabricio, afirma que el conocimiento de los padres sobre las TIC es la clave para decidir cómo quieren educar con respecto a ellas, ayudar a obtener todas las ventajas y beneficios que aportan, y proteger de los riesgos. Pero, sobre todo, necesitan conocer estas tecnologías para poder argumentar y negociar con sus hijos e hijas, y no sentirse en desventaja y sin autoridad en el proceso educativo.

    Los chicos y chicas han asimilado de forma natural su entorno digital. Para ellos, las TIC han dejado de ser un capricho, y ya están completamente integradas en todas las facetas de sus vidas y es muy difícil imaginarse sin ellas. Pero algo se debe tomar en cuenta que la educación en TIC no se limita únicamente a una cuestión de destrezas y conocimientos técnicos. Quizá los hijos y las hijas tengan mucho que enseñar a sus progenitores sobre “cómo” usar las TIC, pero son las madres y los padres los que deben enseñarles “qué” hacer con ellas, “para qué” utilizarlas, y a hacerlo de un modo provechoso, responsable y seguro.

    Por último, debemos estar alerta la aparición de un nuevo hábito que antes no existía: el uso de TIC como fin en sí mismo, y no como herramienta. Existe el riesgo de que la propia actividad pierda protagonismo frente a las actividades cotidianas de la familia,  por ejemplo: el niño no quiere hablar con su hermana, pero sí conectarse al Messenger. No quiere jugar en la calle, pero sí a la videoconsola. La televisión está siempre prendida independientemente de que le guste o no lo que ve.

     

    Algunas recomendaciones

    [highlight class="blue"]Participa:[/highlight] infórmate de lo que tu hijo hace con las TIC, que sitios visita, que juegos le gustan, en qué redes sociales participa. Las computadoras no deben estar en las habitaciones de los menores. Es mejor que estén en espacios comunes de la casa.

    [highlight class="blue"]Aprende y actualízate:[/highlight] Aprende cómo funcionan las redes sociales. Participa en las que tengan actividad tus hijos, y enséñalos a configurar los controles de privacidad de manera adecuada.

    [highlight class="blue"]Supervisa[/highlight] las actividades de tus hijos en el ciberespacio, sobre todo, a través del diálogo cotidiano. Establece tiempos límite para el uso de video juegos, computadoras, y una hora razonable para apagar los teléfonos celulares por la noche.

    Tus hijos tal vez puedan enseñarte mucho sobre los usos técnicos y funciones de las TIC. Aprende con ellos. Pero también tú puedes y debes enseñarles a utilizarlas con responsabilidad y con seguridad.

     


    © 2019 Colegio Intisana