¿Descifrando jeroglíficos? Mejora tus apuntes.



¿Descifrando jeroglíficos? Mejora tus apuntes.

Fuente: www.encuentra.com



Ya descubrimos cómo le hacen los que siempre sacan 10 para hacer tan buenos exámenes y te lo vamos a decir.

Por Diana Murguía, egresada de la Facultad de Filosofía, Universidad Panamericana.

Seguramente te has roto la cabeza pensando por qué sólo hay unos cuantos que les va muy bien en la escuela y por pura casualidad tú eres de los que nada más no da una.

Se supone que estudias, contestas el examen y a la hora de que el profe da el resultado, tú simplemente no lo comprendes: estás reprobado ¡¡¿¿Qué hiciste para merecerlo??!!

Pero ¿qué crees?, ahora que empiezan las clases es la oportunidad para borrar todo tu escabroso pasado. Porque descubrimos que un buen examen siempre comienza con unos buenos apuntes y aquí te diremos cómo hacerlos. ¿Listo? Practica y toma nota:

1. No eres secretaria

Se trata de una clase, no de un dictado. Se supone que tienes que apuntar sólo lo más sobresaliente, NO TODO LO QUE DICE EL PROFESOR.

2. Saca las antenas

Al escuchar al profesor necesitas seleccionar la información que te parece importante, organizarla en tu mente y anotarla.

3. Para la oreja

El gran secreto de los buenos apuntes es saber escuchar, primero para no perder el hilo de la clase; segundo para que la entiendas y tercero para que captes las expresiones como “lo que significa”, “concluyendo”, “para aclararlo” o cualquier otra frase que indique RESUMEN.

4. Imprime tu estilo

Las explicaciones del profesor escríbelas con tus propias palabras. Así, incluso puedes ir notando cuáles son tus dudas y lo que no has comprendido bien.

5. Herramienta de oro: abreviaturas

Para poder escribir más y rápido lo mejor es usar abreviaturas. Hay unas que son típicas porque usan signos matemáticos como por: x; menos: -; más +. Existen otras que son muy comunes como ejemplo: ej.; general: gral.; que: q. Sin embargo, puedes inventar tus propias abreviaturas sobre todo cuando en una clase se repite una palabra varias veces. OJO: no abrevies todo porque luego no podrás descifrarlas y asegúrate de no olvidar lo que una abreviatura inventada significa para ti.

6. O-r-d-e-n

Para hacer más fácil el estudio lo mejor es tener ordenados los apuntes y no es tan difícil. Basta con que anotes la fecha de cada clase, marques los temas y títulos, y separes las ideas en diversos párrafos.

7. No te atrases

Cuando no logres escribir todo lo que te interesaba, deja un buen espacio para que terminando la clase completes tu apunte. Nunca dejes apuntes incompletos. Para poder estudiar bien no hay nada mejor como estar al corriente.

8. Salvación para la amnesia

Los apuntes refrescan la memoria porque hacen que recuerdes lo visto durante la clase. Además, a la hora de estudiar puedes leerlos cuantas veces quieras y sirven como un buen repaso antes del examen.

9. Deja ya las patas de araña

Tus apuntes nunca serán buenos si escribes como si supieras chino o japonés. Trata de hacer la letra clara y legible, el único que notará las ventajas serán tú cuando no tengas que gastar en copias y copias de los apuntes de tus amigos. Además, tus ojos te lo agradecerán.

10. Tu arma ultra-secreta

Lo más importante para poder tomar buenos apuntes, es que NO FALTES A TUS CLASES

Sí, todos lo padecemos: tomar apuntes no es lo más divertido del mundo, pero es una de las fórmulas más eficaces para que te vuelvas el consentido del profesor por hacer tan buenos exámenes, y de tus compañeros para poderle sacar copias y copias a tus apuntes.


© 2019 Colegio Intisana