En la escuela diferenciada aumenta la tranquilidad del aula y favorece el desarrollo individual (3ra parte)



    En la escuela diferenciada aumenta la tranquilidad del aula

    Fuente: www.teinteresa.es

    La profesora del departamento de Derecho Público del Estado de la Universidad Carlos II de Madrid, María Calvo Charro, responde a estas preguntas sobre la educación diferenciada:

    ¿Por qué sacan mejores notas los niños de educación diferenciada?

    La educación diferenciada es un método docente capaz de superar el mito de la neutralidad sexual, tan extendido actualmente en las aulas y fuera de ellas, y que, al margen de ideologías, creencias o políticas determinadas, otorga un tratamiento adecuado a niños y niñas al atender con detalle a sus especificidades propias, lo que permite alcanzar mejor los objetivos educativos y culturales y abre mayores posibilidades a los alumnos, al dar la oportunidad a los docentes de trabajar con grupos más homogéneos. Diversos estudios científicos sobre las diferencias cerebrales de niños y niñas, demuestran que existen metodologías docentes válidas para los muchachos que, sin embargo, pueden frustar o perjudicar a las niñas. Y viceversa. Lo que estimula a Las niñas muchas veces no es eficaz con los niños. La evidencia acumulada durante décadas en laboratorios independientes muestra cómo la igualdad radical y la idea de que las diferencias son de origen cultural es demasiado simplista y está anticuada. Es preciso dar cauce a las diferencias, justamente para erradicar en lo posible la exclusión o las marginaciones y lograr así una auténtica igualdad de oportunidades.
    La educación diferenciada actual, es una mezcla equilibrada y perfecta de tradición y progreso, de sentido común y ciencia, de naturaleza y cultura. Los colegios diferenciados en España, algunos con más de cuarenta años de experiencia, no se han quedado anclados en el pasado, antes al contrario, han sido capaces de incorporar los nuevos progresos de la ciencia y las actuales sensibilidades culturales. Ahí está el secreto de su éxito.

    Cuando el alumno es tratado como un ser "neutro" sexualmente surgen los conflictos, la frustración y el desencanto que supone el no ser comprendido.

    Cuando el niño y la niña se sienten comprendidos en su masculinidad y su feminidad, se encuentran más tranquilos y relajados. Esto facilita sin duda la labor docente

    En la vida real los niños que han estudiado en colegios de educación diferenciada ¿se adaptan igual a la vida laboral?

    Estamos hablando de educación diferenciada, NO de "vida diferenciada".

    Los niños y niñas de colegios diferenciados se adaptan perfectamente a la vida mixta laboral, sin estridencias, sin rarezas, sin traumas ocultos. Son personas equilibradas. Incluso, como demuestran los datos, son más líderes y autónomos.

    Algunos datos de esta realidad son los siguientes: las mujeres norteamericanas que han llegado a lo más alto, a romper lo que allí llaman “el techo de mármol”, han estudiado en colegios solo para mujeres. Nancy Pelosi (la primera mujer portavoz de la Casa Blanca), Sally Ride (primera mujer que viajó al espacio), Madeleine Albright (primera mujer Secretaria de Estado), Condoleezza Rice (primera mujer responsable de la Seguridad Nacional y luego también Secretaria de Estado), Drew Gilpin Faust (única mujer Presidente de Harvard), Christine Todd Whitman (primera mujer gobernadora de un Estado),Hillary Clinton (actual Secretaria de Estado), todas ellas tienen en común haber estudiado en un colegio single-sex. Y podría pensarse que han llegado tan arriba por estudiar en un colegio privado, pero sólo el 7% de los colegios privados norteamericanos son diferenciados por sexos, lo cual indica que los colegios sólo para mujeres potencian el liderazgo femenino. Esas mujeres no han salido del 93% de los colegios privados mixtos, sino del 7% de los que son sólo para chicas.

    De 110 congresistas mujeres que hay actualmente en EEUU, el 70% de ellas fueron a colegios solo de niñas en un momento histórico en el que eran escasísimos...

     


    © 2019 Colegio Intisana