¿Por qué se apoya tanto la educación diferenciada en EEUU?


¿Por qué se apoya tanto la educación diferenciada en EE. UU?Hace tan sólo dos meses el Ministerio de Educación de Estados Unidos anunció un proyecto de ley para facilitarlo en las escuelas públicas de Estados Unidos y ofrecieron programas diferenciados. Esto es algo muy fuerte allá porque la educación mixta ha sido la norma, la regla, casi desde el principio, de modo que este proyecto de ley representa un paso muy importante para el Ministro. Y ¿por qué habría de hacerse esto? ¿por qué ha recibido tanto apoyo?

Ahora mismo en Estados Unidos este cambio, esta nueva política, ha recibido el apoyo de los padres, profesores, educadores, académicos, tanto republicanos -el Presidente Bush está a favor- como de los demócratas -la Senadora Hilary Clinton asiste a una universidad ya diferenciada, sólo de chicas-. Y ¿porqué lo apoyan? Pues porque parece que este sistema beneficia muchísimo a los niños, los colegios diferenciados.

Esta tarde les voy a hablar un poco, darles la mejor información que pueda sobre el éxito académico de los chicos y las chicas, y también les hablaré de los distintos estilos en los que aprenden los chicos y las chicas, y cuando termine, espero, comprenderán mejor por qué ha llegado este renacimiento de los centros diferenciados y por qué sus hijos son afortunados de asistir a este tipo de colegios.

Primero voy a hablarles de las distintas tendencias de los chicos y las chicas. Una anécdota sobre un experimento llevado a cabo por una empresa fabricante de juguetes. Querían vender, lanzar al mercado una casita de muñecas, tanto para chicos como para chicas, porque, claro, así se puede ganar en el doble.

De modo que llevaron a los niños y a las niñas al laboratorio para que vieran la casita, y enseguida se dieron cuenta de que las chicas no se comportaban de igual modo que los chicos: las chicas jugaban a las casitas, jugaban con el carrito, besaban a las muñecas… Llegaron los niños y, sin excepción, cogieron el carrito, se subieron al techo y lanzaron el carrito del techo. De modo que el director de la fábrica dijo, «bueno, es que los chicos y las chicas son realmente diferentes”.

Les voy a contar algo que probablemente no les va a sorprender nada, es que efectivamente, el fabricante de juguetes tenía razón, son diferentes.

Hay décadas de investigación en la neuro-ciencia, en endocrinología genética, psicología del desarrollo, que sugieren que las diferencias entre los sexos, tanto entre sus aptitudes y sus preferencias, no son únicamente el resultado de la socialización, son innatas, se puede decir que no son como un software que ha puesto la sociedad, sino más bien como el hardware. Cierto que la sociedad juega un papel, pero también juega su papel la madre naturaleza.


© 2019 Colegio Intisana