Aún estás a tiempo, crea lazos con tus hijos



Aún estás a tiempo, crea lazos con tus hijos

Fuente: www.ideasclaras.org
Mónica Venegas 29 Ene 2014.

Los padres de familia desean ser valiosos como padres, como proveedores y como ejemplo a seguir. ¿Utopía? si eres como yo, seguramente antes de casarte tenías tres teorías sobre cómo criar a tus hijos. Hoy tal vez tengas tres hijos y ninguna teoría.

Los lazos con tus hijos
Y es que cada vez más, sin importar el nivel de esfuerzo, las respuestas más recurrentes a la hora de buscar comunicarnos con nuestros hijos son: “casi nunca te veo”, “no me entiendes” o “es mi vida”, limitando la relación.

Al final, muchos padres terminan atrapados entre el remordimiento de ser demasiado duros o la culpa de estar ausentes. Por su parte, los hijos se sienten incomprendidos desde muy temprana edad dificultando una sana comunicación.

Pero ¿cómo detectar las señales de una comunicación deteriorada o de que ésta se saldrá de control? simple. Cuando en la comunicación se presente la siguiente dinámica o una similar: te ignora-le reclamas, te grita-lo reprendes, te exige-lo amenazas, te evita-lo castigas. Si te identificas con alguna de ellas, puede ser señal de que no hay un equilibrio en la relación.

Pero no importando cuán deteriorada esté la conexión, a partir de hoy puedes comenzar a tomar decisiones que ayuden a generar oportunidades de comunicación con tus hijos, fortaleciendo el vínculo emocional entre ambos y el sentido de familia.

Lo único que necesitas es compromiso, enfoque y acción. Si deseas construir lazos aún dentro del caos, estos 5 elementos te permitirán equilibrar la relación y acercarte a tu hijo(a):

Guíalo con un interés personal: nadie se interesa por ti hasta que tú no te interesas por ellos. Si quieres que tu hijo(a) te escuche, primero debes escucharlo tú a él. Muéstrale un real interés por ayudarlo a lograrlos. Nadie se cierra ante aquel que quiere apoyarlo a convertir sus metas en realidad.

Guíalo con precisión: los límites dan seguridad y estructura a los hijos. Nunca confundamos ausencia de disciplina con sinónimo de amor. Tú eres quien establece las reglas (sin ir a los extremos, ni hacerlo de forma agresiva). Esta claridad en la comunicación evitará conflictos.

Guíalo con consecuencias: para los hijos jóvenes, su independencia es su mayor interés, dales libertad. Es decir, ayúdalos a responsabilizarse haciéndoles saber cuáles son las consecuencias de sus actos y cúmplelas cuando se presente la ocasión. Esto les permitirá a ellos tomar mejores decisiones.

Guíalo con seguridad: déjalos elegir en situaciones que tú consideres seguras y respeta sus decisiones.

Guíalo con tu ejemplo: muéstrales valores, confianza y amor para que ellos tengan un parámetro a seguir cada vez que se dirijan a ti. Verás la diferencia.

La mejor forma de vincularse sanamente con los hijos, sin importar su edad, es procurando que amor y el respeto sean los elementos principales de la comunicación. Si se logra esta maravillosa combinación, no habrá momento para propiciar conflictos.

Mónica Venegas es autora del libro ¡Dale Next!, Editorial Urano.
Colaboración de Fundación Teletón México.
“Los sueños se cristalizan con esfuerzo”
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..


© 2019 Colegio Intisana